La pornografía en internet tiene efectos devastadores en los jóvenes

Autora: Mathilde De Robien.

“La pornografía actual no tiene nada que ver con la de la generación de nuestros abuelos”, advierte la psicóloga francesa Sabine Duflo

Con la proliferación de la pornografía en Internet, los niños quedan expuestos cada vez más jóvenes a imágenes de contenido impactante. A corto plazo, las consecuencias pueden ser desastrosas: depresión, perversiones, comportamientos de riesgo… De igual forma, hay efectos a largo plazo y de gran alcance: dificultades para construir una relación amorosa, tener una imagen degradante de la mujer, adicción al sexo, etc.

Transcribimos una entrevista con Sabine Duflo, una psicóloga clínica y terapeuta familiar francesa, sobre los efectos de la pornografía sobre la juventud de hoy día y sobre cómo podemos prevenir los devastadores efectos de la exposición a la pornografía a una edad tan joven.

– ¿Por qué la batalla contra la pornografía que Emmanuel Macron anunció a finales de noviembre de 2017 se convirtió en una prioridad para el Gobierno francés?

La pornografía actual no tiene nada que ver con la de la generación de nuestros abuelos. Ya no es una cuestión de erotismo. Ahora se crea una imagen de una sexualidad automatizada y completamente deshumanizada, vacía de cualquier sentimiento. Transmite una imagen degradante de la mujer. Es una sexualidad violenta en la que las mujeres están en una posición de sumisión, alienación y totalmente subordinadas a los deseos de los hombres.

En la actualidad, los niños no están en absoluto protegidos cuando navegan por Internet solos. En cualquier momento pueden encontrarse con imágenes pornográficas y perturbadoramente violentas. Esta presencia constante de prácticas sexuales es algo sin precedentes en nuestras sociedades. Algo que siempre había permanecido oculto ahora está permanentemente expuesto, a plena vista. Esta exposición de la intimidad es traumatizante para los niños, ya que les hace sentir consternados, excitados y culpables, todo al mismo tiempo.

– ¿Qué consecuencias pueden generar las imágenes pornográficas en un adolescente?

 Tanto para chicas como para chicos, las imágenes pornográficas separan la sexualidad de los sentimientos de amor, mientras que la sexualidad debería ser la culminación de una relación amorosa. A los chicos, la pornografía les transmite el mensaje de que la sexualidad es algo mecánico, sin sentimientos, y que está ligada a una obligación de cumplir con un rendimiento exigido. Esto crea a veces un uso adictivo de la pornografía en Internet y genera dificultades cuando el adolescente se enamora: el deseo, la excitación sexual y los sentimientos ya no están adecuadamente conectados para ellos.

Entre chicas, se pueden generar sentimientos de depresión o ansiedad e incluso pensamientos suicidas, porque su posición queda completamente devaluada y porque descubrir la sexualidad a través de películas pornográficas es sinónimo de un desencanto total. Así que podemos ver una desconexión entre sentimientos de amor y prácticas sexuales. En los aseos de los institutos cada vez se dan más casos de actos sexuales tarifados, a cambio de un obsequio o de dinero.

La pornografía tiene consecuencias claras para los niños y los futuros adultos en que se convertirán. La razón es que un adulto tiene que construir una relación de amor con otra persona y no será capaz de lograrlo si ha asimilado una representación de la sexualidad como un acto de violencia y alienación.

– ¿Cómo podemos proteger a nuestros hijos?

Si ya han visto imágenes pornográficas, es muy raro que lo mencionen a sus padres porque se sienten avergonzados y culpables por haberse encontrado con estas imágenes. Lo mejor es hablar con ellos de antemano, prevenirles e intentar evitar que se sientan atraídos. Sin embargo, esto puede resultar difícil a veces, porque son demasiado jóvenes.

Los padres deben tener preparadas unas palabras sencillas:

“Si algún día te topas con imágenes impactantes —y pueden surgir en cualquier sitio de Internet—, no es tu culpa. Es una gran industria que intenta captar a los adolescentes para ganar dinero. Dímelo, aléjate de la pantalla y no mires esas imágenes, porque harán que tus relaciones futuras sean más difíciles. Un día, cuando hayas crecido, te enamorarás y será una experiencia preciosa, pero si miras esas imágenes no podrás experimentarlo de la misma forma”.

– Algunos podrían decir que tiene usted un discurso moralizante…

La pornografía no es una cuestión de valores morales, sino de humanidad, de sociedad. Mi trabajo es ayudar a los niños a convertirse en adultos felices satisfechos con sus relaciones con los demás. Sin embargo, las imágenes pornográficas y violentas atacan este trabajo, porque hacen que los niños crean que la sexualidad es sinónimo de violencia y menosprecio hacia el otro, cuando debería ser lo contrario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s