ALGUNAS ORIENTACIONES PARA EDUCAR LA VOLUNTAD

Si hay algo decisivo en el ser humano que sirva de palanca para la realización de cualquier cambio o transformación que quiera ser permanente, esa es su voluntad. Esta “potencia del alma” se ha visto revalorizada por todos los estudios actuales de neuroeducación e inteligencia ejecutiva, como no podía ser de otra manera. Redescubrimos a los clásicos, que por algo lo son. Mira que hemos dado vueltas a los temas para ser más modernos que nadie. Y, al final, volvemos a lo que desde casi siempre se ha intuido, con razón, que es la clave más poderosa de crecimiento y maduración personal.

Van aquí algunos consejillos que, sin ánimo de ser exahustivos, nos pueden servir de orientación tanto para nosotros mismos como para los niños y jóvenes a los que estamos sirviendo de referencia.

ORIENTACIONES PARA EDUCAR LA VOLUNTAD.

  • Repite cada día las cosas sencillas que haces bien alguna vez hasta que las conviertas en un HÁBITO. Por ejemplo, lavarte los dientes, preparar la cartera el día anterior, preparar antes de acostarte la ropa que te vas a poner, hacer la cama antes de irte al trabajo,…

  • Escríbela en grande en un lugar visible. P.e Voy a aprobar todos los exámenes a la primera.
  • Ponte objetivos pequeños, claros, precisos, muy concretos para conseguir esa gran meta y revisa a diario si los cumples. Alguien te puede ayudar en esta tarea.
  • Deja de hacer al día algo que te gusta mucho para hacer algo que ayude a otro. Superarás poco a poco el hacer siempre lo que te venga en gana.
  • El orden y la limpieza te ayudarán a vencer muchas dificultades.
  • Se constante y disciplinado con lo que te propongas. No tires la toalla a la primera dificultad.
  • Busca ayuda y estímulo en alguien que te de confianza para lograr tus empeños.
  • No te compares con nadie. Esto no es una competición. Valora todo cuanto hayas ido consiguiendo. Conseguir lo que uno se va proponiendo día a día es el mejor premio.
  • Fracasar no es lo peor. Lo peor es no seguir intentándolo. Saca lecciones de tus pequeños fracasos.
  • La libertad sólo se conquista con voluntad. Esto es una tarea que no se acaba nunca. Aprende de los grandes hombres que la humanidad admira: Gandhi, Luther King, …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s