LA PARÁBOLA DEL AGUILUCHO

Somos águilas… viviendo como gallinas.
Falsamente protegidos en el gallinero de la “seguridad”, conformándonos con picotear el suelo para sobrevivir.
Pero hay seres por allí buscándonos para darnos la oportunidad de recordar lo que verdaderamente somos. Seres que creen en nosotros más de lo que nosotros creemos en nosotros mismos. Que ven el potencial que nosotros no vemos.
¡Pero depende de nosotros TOMAR LA OPORTUNIDAD!
Claro que no es fácil, ni tiene por qué serlo. Es más “cómodo” ser gallina.
Pero he aqui la cuestión: una gallina será feliz viviendo su vida de gallina… ¡pero un águila jamás!
Asi que si no te sientes feliz… ¿no será que estás viviendo una vida por debajo de tu verdadera naturaleza y potencial?
Cuidado: también hay en tu vida seres que, con el pretexto de cuidarte, tratarán de impedir que dejes el gallinero. La razón de fondo es que en realidad no quieren que les recuerdes que ellos también son águilas, y podrían salirse… si quisieran. Prefieren creer que no tienen opción, que nadie puede salir, y eso intentarán: que nadie se salga. A esos seres, ámalos, perdónalos… pero salte del gallinero de todos modos.
La elección la tenemos todos, sin importar nuestras circunstancias. Y además existen sistemas y grupos que pueden ayudarte a no tener que hacer el esfuerzo tú solo.
Adrián Lombardini

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s