Ordenadores en el aula: ¿sí o no? ¿En qué quedamos?

En un estudio, la OCDE señala que los países que están en la cabeza del ranking educativo –Singapur, Corea, Hong-Kong, Japon y Shanghái– no son los que tienen mas alumnos conectados a internet

AUTOR

JOSÉ ANTONIO MARINA

Los pedagogos empiezan a no tener buena reputación. Se les ve demasiado titubeantes. Libros de texto, ¿sí o no? Aprender de memoria, ¿sí o no? Ordenadores en el aula, ¿sí o todo lo contrario?¿Disciplina o permisividad? En Francia va a entrar en vigor una profunda reforma educativa el curso próximo. Se reintroducen los dictados y el cálculo mental. Se suprimen los programas bilingües y la ministra ha dicho “Vamos a verificar que los alumnos repitan y memoricen para dominar los saberes fundamentales”.

Kirsten Corder, de la Universidad de Cambridge, y su equipo han mostrado que el uso de pantallas correlaciona negativamente con los resultados escolares. En marzo, el Consell Ecolar de Catalunya aprobó un documento titulado ‘Las tecnologías móviles en los centros educativos’, que ha animado a la Generalitat a incorporar los móviles a la escuela, como herramienta educativa. Leo en la prensa que en Andalucia se va a enseñar a los alumnos de 6º de primaria a manejar Twitter, aunque no pueden usarlo hasta dos años después.Andreas Schleicher, director de Educacion de la OCDE, acaba de decir: “Usar elsmartphone para cortar y pegar no sirve de nada. Si queremos alumnos mas inteligentes que sus smartphones hay que reflexionar seriamente sobre las pedagogías que estamos utilizando para educarlos”.

La educación va a ser el próximo negocio del trillón de dólares

En su reciente estudio Estudiantes, Ordenadores y Aprendizajes, la OCDE señala que las expectativas sobre el uso de los ordenadores en la escuela no se han cumplido, y que los países que están en la cabeza del ranking educativo –Singapur, Corea, Hong-Kong, Japón y Shanghái– no son los que tienen mas altos porcentajes de alumnos conectados a internet. Varios países y varias comunidades autónomas en España han introducido en primaria la programación como asignatura. Si el foco se abre a los peligros que se atribuyen a las nuevas tecnologías, el corazón se encoge. Para complicar más el tema, las grandes multinacionales de informática aspiran a convertirse en los grandes educadores del mundo. Google, IBM, Microsoft, Cisco, Samsung, Apple y otros más están invirtiendo mucho dinero y mucho talento para conseguirlo. La educación va a ser el próximo negocio del trillón de dólares. Pearson acaba de vender la mitad de The Economist para invertir los beneficios en convertirse en la gran productor mundial de contenidos educativos. El mundo de la educación está en ciclogénesis explosiva.

Es explicable que tantas opiniones provoquen confusión en padres, docentes y autoridades educativas. Los pedagogos serios no pueden fingir certezas que no tienen y deben basarse en evidencias. ¿Y cuales son? Los ordenadores son herramientas maravillosas para manejar información. Sólo para eso. En todas aquellas funciones vitales en que la información sea importante, los ordenadores lo serán. Pero la inteligencia humana no se limita a utilizar información. Necesita comprenderla, valorarla, integrarla en planes personales, mantener el esfuerzo para dirigir la acción, tomar decisiones, asimilar valores. Los ordenadores son herramientas mentales. Lev Vigotski, el psicólogo más genial del siglo XX, explicó que la inteligencia humana inventa herramientas que amplían sus posibilidades. Unas le sirven para hacer cosas, y otras para ampliar la inteligencia. Herramientas mentales son el lenguaje, la escritura, el álgebra, los sistemas conceptuales, la notación matemática, las calculadoras, el ordenador. Nos permiten pensar cosas que sin ellas no podríamos pensar. Lo que debemos hacer en la escuela es enseñar a manejar esas poderosísimas herramientas que la técnica nos ofrece y las que aún no se han inventado. No sustituyen a nada: amplían. Me gusta repetir que “un burro conectado a Internet, sigue siendo un burro”, pero que si delante de la pantalla hay una persona sabia, las posibilidades que ofrece son maravillosas.

El niño, desde su cerebro, debe saber gestionar su propia memoria implementada parte en formato neuronal y parte en formato electrónico

El “modelo ejecutivo de inteligencia” del que ya les he hablado se centra precisamente en enseñar a gestionar no solo el propio cerebro, sino las herramientas mentales que pueden expandir sus capacidades. Por ejemplo, cada niño, adolescente o adulto debe construir y gestionar su propia memoria. En su origen, toda estaba conservada en el cerebro. Cuando apareció la escritura, parte de la memoria personal se vertió en escritos. Ahora, tenemos la gran oportunidad de utilizar para ello el ordenador. Pero el esquema sigue siendo el mismo. El niño desde su cerebro debe saber gestionar su propia memoria implementada parte en formato neuronal y parte en formato electrónico. En eso consiste el desarrollo del talento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s