Un informe denuncia el empleo de niños como soldados en la guerra civil siria

AFP. Human Rights Watch recoge las experiencias de los menores combatientes en el trágico conflicto

Como en casi todas las guerras civiles y conflictos contemporáneos, niños soldado combaten estos días en Siria. Así lo ha reflejado la organización de derechos humanos Human Rights Watch en su informe «Tal vez vivamos y tal vez muramos: el reclutamiento de niños por los grupos armados de Siria».

El documento refleja las experiencias de 25 niños de hasta quince años de edad, reclutados para el combate u otras tareas bélicas. Se han documentado sus experiencias en varias de las organizaciones armadas de Siria, especialmente el Estado Islámico de Irak y el Levante(EIIL), el Frente Al Nusra, varios batallones del Frente Islámico y otros bajo la etiqueta genérica del Ejército Sirio Libre, y las milicias kurdas del PYD, si bien, «por razones logísticas y de seguridad», no reflejan todos los grupos implicados en esta práctica.

«Los niños han relatado a Human Rights Watch que tomaron las armas por varias razones: después de haber sido detenidos y torturados por las fuerzas de seguridad; tras participar en protestas políticas; junto a miembros masculinos de su familia o con amigos; después de que sus escuelas cerrasen o haber sido expulsados de ellas por razones políticas; o simplemente porque querían ir a combatir», asegura el informe.

«En algunos casos, grupos armados antigubernamentales reclutaron y alistaros a niños en campos de refugiados y comunidades en los países vecinos, así como en Siria», dice el documento, en algunos casos gracias a sermones en mezquitas invitándolos a unirse a la yihad en Siria. El informe cuenta también historias como la de Amr, que se unió a la Brigada Daoud del EIIL a los 15 años, al principio como parte de una ‘célula durmiente’ que recolectaba información sobre las operaciones gubernamentales en Idlib, junto a otros tres muchachos de su edad.

Cuando las fuerzas de seguridad capturaron a los demás, Amr decidió convertirse en combatiente. «Me dieron un kalashnikov con seis cargadores, y un uniforme militar con un chaleco antibalas», dijo. Le pagaban 100 dólares al mes, la mitad que a un adulto «Los grupos armados sirios no deberían aprovecharse de niños vulnerables que han visto cómo sus familiares han sido asesinados, sus escuelas bombardeadas y sus comunidades destruidas, alistándolos en sus filas», dice Priyanka Motaparthy, investigadora de los derechos del niño enOriente Próximo de HRW y autora del informe. «Los horrores del conflicto armado en Siria sólo se agravan cuando se arrastra a los niños al frente de batalla», asegura.

En 2012 dio la vuelta al mundo una fotografía tomada por la agencia AFP en la que se veía a un joven de alrededor de 14 años, armado con un fusil Kalashnikov y un chaleco con cargadores, llorando amargamente mientras un adulto trataba de consolarle. La foto, que sirvió para denunciar el uso de niños soldados por parte del Ejército Sirio Libre, les valió a sus autores varias amenazas de muerte de las milicias opositoras.

Desde entonces, los testimonios gráficos al respecto se han multiplicado, incluyendo a niños de hasta ocho años de edad, como Omran o Ahmad, que aparece en un presunto video de reclutamiento del ESL y difundido por el Instituto de Investigación de Medios de Oriente Medio. En él pueden verse a otros niños combatiendo en lugares como Deir Az Zor, la fortaleza del Crac de los Caballeros y Alepo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s