El fenómeno de los “niños-llave” en España

En España, 580.000 «niños de la llave» de entre 6 y 13 años se quedan solos por las tardes.

En algunos hogares con ingresos no existe la posibilidad de ir de vacaciones.

HUGO_5-k00G--620x349@abc

Educo, ONG que actúa en favor de la infancia, ha presentado el informe «Nativos de la crisis: los niños de la llave», que recoge datos nuevos y relevantes sobre la situación de los niños y niñas que viven en hogares de trabajadores pobres. Según este informe, el 77% de los hogares de trabajadores pobres con hijos no recibe ninguna ayuda o subvención; es decir, 8 de cada 10.

La directora de Educación y Acción Social de la ONG, Clarisa Giamello, ha explicado que «estos hogares superan los baremos y condiciones para recibir ayudas o subvenciones, que se focalizan en familias sin ingresos.Los recursos son limitados, la inversión del estado se ha ido reduciendo a lo largo de estos años de crisis y siempre habrá una familia más necesitada de ese dinero».

Muchos de los menores que viven en hogares de trabajadores pobres son lo que se conoce como «niños de la llave». Se trata de niños y niñas que tienen la llave para ir a casa después de la escuela, ya que sus padres no pueden ir a recogerlos ni estar con ellos por las tardes porque están trabajando y no tienen recursos económicos para apuntarlos a actividades extraescolares o buscar un cuidador.

Educo advierte que la situación empeora en los meses de verano, cuando cierran las escuelas. La ONG advierte que en España hay 580.000 «niños de la llave» de entre 6 y 13 años que se quedan solos toda la tarde durante las vacaciones escolares de verano.

Otro dato relevante que recoge el estudio es que el 58% de los hogares de trabajadores pobres con hijos de entre 3 y 16 años, a pesar de tener unos ingresos económicos, no pueden irse de vacaciones ni una semana al año.

Según Clarisa Giamello, «no se van de vacaciones en familia, pero los padres tampoco pueden pagar unos campamentos de verano a sus hijos, donde estos niños estarían jugando con otros, contando con personas adultas para su cuidado. Además, se les aseguraría al menos una comida al día completa y sana». De hecho, el 61% de los niños y niñas que viven en hogares de trabajadores pobres no pudieron ir de campamentos el verano pasado ni realizar ningún tipo de actividad similar. El principal motivo es que los padres no podían afrontar ese gasto.

Según explica Gerry Redmond de la Flinders University, Australia «Lo que realmente preocupa a los niños no es la falta de recursos per se, sino la exclusión de las actividades que otros niños parecen dar por sentadas, y la vergüenza por no poder participar en igualdad de condiciones con otras niñas y niños».

Sacado de El ABC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s