Europa provoca que vengan niños sin adultos…y esta Europa sin niños no los quiere acoger

La llegada a de niños y niñas migrantes no acompañados a través de la frontera sur ha aumentado más del 150% durante los dos últimos años. Solo en 2018, 6.063 niños no acompañados llegaron al país por mar. España se ha convertido en la primera puerta a Europa de personas migrantes, con más de 65.300 llegadas en 2018. Actualmente, 13.012 niños migrantes no acompañados viven bajo tutela de las comunidades autónomas, según las cifras oficiales del Ministerio del Interior.

Aunque el sistema de registro tiene algunos fallos, estas cifras constituyen las más elevadas para España desde que se convirtió en país receptor de inmigración. Se trata de niños y que llegan a nuestro país sin la compañía de un adulto responsable de ellos. Niños que dejan el suyo por falta de futuro o huyendo de la violencia. Niños y niñas que proceden mayoritariamente de Marruecos (68%), Guinea Conakry (8,4%), Argelia (5,2%), Malí (4,5%) y Costa de Marfil (3,5%). Niños y niñas que necesitan protección y a los que el Estado Español, conforme a los tratados internacionales que ha suscrito, como la Convención sobre los Derechos del Niño, debe proteger.

Y, sin embargo, la última noticia que hemos recibido es que España y Marruecos han alcanzado un acuerdo para frenar los flujos de inmigración irregular, que incluye medidas como que Salvamento Marítimo podrá desembarcar en puertos marroquíes a una parte de los migrantes rescatados.

Si los argumentos jurídicos y morales no son suficientes para Europa, las organizaciones y los que luchamos por mantener los derechos humanos como pilar de Europa debemos generar con fuerza un relato positivo, de no retroceso, de empuje con fuerza a los movimientos que la lastran. No podemos quedarnos parados. No podemos dejar que estos derechos queden amenazados. Apoyemos a cada niño, a cada niña, con un impulso decidido que los saquen de la pobreza, de la adversidad, de la guerra, de la falta de proyecto vital. No cedamos. Tiremos de ellos con orgullo, a sabiendas de que podemos y debemos salvarlos de algo más que del mar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s