Expresar con “frases” las emociones primarias

captura-de-pantalla-2016-05-12-a-las-21-28-27

Navegar por el mundo de las emociones tiene ya en este momento muchos partidarios y especialistas. Así que ésto es simplemente un mapa sencillo y sin más pretensiones que aportar un pequeño recurso que valga de ambientación al trabajo sobre inteligencia emocional que tantos y tantos se encargan de difundir. 
Las emociones primarias,(Ira, Miedo, Amor), son estados afectivos automáticos y complejos que se desatan en nuestro cuerpo, y que cumplen una función beneficiosa y de adaptación en el organismo al favorecer nuestra reacción frente a un estímulo.
Las emociones primarias, son variaciones de nuestro estado de ánimo provocadas habitualmente por pensamientos, recuerdos, anhelos, pasiones, sentimientos, etc. Cuando surgen, se producen cambios psicológicos, fisiológicos, y psicosomáticos.
La intensidad, varia en función del estado de ánimo del sujeto, de su estado físico, de la personalidad, y especialmente del tipo de estimulo.
Las reacciones somáticas de nuestro cuerpo causadas por las emociones son múltiples, siendo el hipotálamo y el sistema nervioso autónomo, responsables directos de las alteraciones y cambios violentos que más afectan al sistema circulatorio, respiratorio, y glandular.

Emociones primarias

Cada emoción provoca un conjunto de reacciones, a continuación las más evidentes: Miedo: la sangre se reparte en lugares imprescindibles para tomar una actitud evasiva; puede ocurrir que nuestro organismo se paralice antes de tomar una salida acertada. Pero el cuerpo se encuentra sometido a un estado de máxima alerta. Se asocia al nerviosismo, ansiedad, preocupación, inquietud, y en un nivel mas grave, con la fobia y el pánico.
Ira: nuestro cuerpo reacciona enviando sangre hacia las manos, favoreciendo el empleo de armas o predisponernos para golpear de manera contundente. Se acelera la frecuencia cardiaca, y se elevan hormonas (adrenalina) que predisponen nuestro organismo, para emprender la acción. Se asocia con la hostilidad la furia, la indignación, y en casos extremos, con el odio patológico.
Amor: sentimientos de ternura y complacencia sexual, generan un estado general de calma relajación y satisfacción, predisponiendo todo nuestro organismo al entendimiento mutuo. Se asocia a la simpatía, amabilidad, afinidad, adoración, pero en ocasiones patológicas puede conducir a dependencia extrema.
Alegría: se suprimen sensaciones negativas o de incomodidad. Se anulan prácticamente todas las reacciones fisiológicas de importancia, excepto la sensación de tranquilidad y calma corporal. Se asocia con el placer, la diversión, la armonía sensual, en niveles algo más altos, con la euforia, y el éxtasis.
Sorpresa: elevar nuestras cejas expresando sorpresa, nos permite ampliar el campo visual y que nuestra retina reciba más luz. Esta reacción aumenta la información sobre el acontecimiento, facilitando la mejor manera de elección ante la nueva situación.
Disgusto: Un gesto facial de disgusto se perfila para bloquear las fosas nasales en caso de percibir una sustancia desagradable y facilitarnos la necesidad de expulsarla..
Tristeza: en caso de perdidas, se asocia a una una función adaptativa y reparadora. La tristeza provoca una disminución de la energía e ilusión por las actividades cotidianas, paraliza nuestro metabolismo y nos limita y aísla. En casos graves, podemos alcanzar la depresión.
Interés: una emoción que nos ayuda a consolidar nuestra atención en un estímulo proveniente del entorno, por el cual y en circunstancias específicas, añadimos un valor referente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s