PARA FACILITAR LA MEMORIZACIÓN





Proporcionamos un material práctico de cara a mejorar nuestra MEMORIA que hemos extractado de la página de SM:” Aprender a aprender”

Memorización
La memoria es la facultad de retener imágenes de objetos, experiencias, sentimientos o ideas en ausencia de las fuentes que les dieron origen.

Hemos dicho que su aplicación en el ámbito de los estudios provoca ciertas controversias. Es claro que su utilización de forma mecánica provoca la repetición de conceptos que no siempre se han comprendido.

Sin embargo, cuando se pone al servicio del aprendizaje, constituye una de las herramientas más poderosas con que puede contar el estudiante.

  • Con la memoria repetitiva acumulamos datos sin conexión ni contexto.
  • La memoria comprensiva asocia, relaciona, conserva los conocimientos.

Para conseguir un proceso de memoria comprensiva, debemos contemplar tres pasos o fases de la memorización:

  1. Fijar.
    Adquirir los contenidos y fijarlos en nuestra mente. Constituye la primera lectura o acercamiento al tema. En esta fase utilizaremos subrayados, esquemas y resúmenes.
  2. Retener.
    La retención está íntimamente ligada a la atención. También puede adquirirse con la repetición. La relectura se hará a partir de los subrayados y notas anteriores.
  3. Evocar o rememorar.
    Aquello que hemos almacenado se encuentra en algunos de los “cajones” de nuestra mente. Para utilizarlo precisamos sacar a la luz los conocimientos que ya hemos aprehendido a través de la fijación y la retención.
Ejercicios
Para comenzar el apartado relativo a la memorización, os proponemos dos sencillos ejercicios que servirán para comprobar vuestras aptitudes memorísticas.

Ejercicio 1
Memoria visual
Aquí tienes una lista de 25 nombres. Tienes un minuto y medio para leerla. Luego, trata de recordarla y escríbela. Te será más fácil si encuentras el “hilo argumental”.

• Casa • Frío • Teja • Vela • Costa
• Coche • Lana • Barro • Fuego • Carta
• Rojo • Campo • Tierra • Agua • Final
• Fresa • Sombra • Luna • Barco • Coche
• Techo • Lluvia • Brillo • Ola • Casa

Ejercicio 2
Memoria Verbal
Lee el siguiente enunciado una sola vez. A continuación, completa los espacios en blanco. No se trata tanto de memorizar como de seguir el razonamiento del personaje.

Encontré mi habitación de lo más acogedora al volver de casa de Spencer porque todo el mundo estaba viendo el partido y porque, por una vez, habían encendido la calefacción. Daba gusto entrar. Me quité la chaqueta y la corbata, me desabroché el cuello de la camisa y me puse una gorra que me había comprado en Nueva York aquella misma mañana. Era una gorra de caza roja, de esas que tienen una visera muy grande. La vi en el escaparate de una tienda de deportes al salir del metro y me la compré. Me costó sólo un dólar. Así que me la puse y le di la vuelta para que la visera quedara por la parte de atrás.

(J.D.Salinger, El guardián entre el centeno, Alianza Editorial, Madrid, 1978)

Encontré mi ________ de lo más acogedora al ________de casa de Spencer porque todo el mundo estaba viendo el_______ y porque, por una vez, habían _______ la calefacción. Daba ______ entrar. Me quité la ______ y la ________ ,me ________ el cuello de la ______ y me puse una ______ que me había _______ en Nueva York aquella misma _______. Era una gorra de_____ roja, de esas que tienen una ________ muy grande. La vi en el ________ de una tienda de _______ al salir del_____ y me la _______. Me costó sólo un _______. Así que me la ______ y le di la ______ para que la _______ quedara por la _______ de_______.

No olvidar:
  • Para recordar algo hay que querer recordarlo.
  • Cualquier esfuerzo memorístico es inútil sin comprensión.
  • Conviene hacer pausas mientras estudias.
  • Entrena la atención para captar detalles “ocultos.
  • Piensa en imágenes: la imaginación también es memoria
Reglas mnemotécnicas: los acrósticos
La memoria es el aspecto relacionado con el estudio que más necesita de la utilización de pautas estrictas. Por ello, una vez introducidos en el tema, nos centraremos en la aplicación de las reglas mnemotécnicas.

Etimológicamente, la mnemotecnia es el “arte” del que “se acuerda”. Bajo ese nombre se agrupan una serie de técnicas que consisten en aumentar y potenciar el uso de la memoria.

En qué consiste
El principio de estas técnicas de memorización consiste en que todo lo nuevo que se fija en nuestra mente se realiza por medio de la asociación con algo ya conocido.
Cómo se hacen
Se trata de crear acrósticos (palabras o “frases gancho”) en las que la inicial o primera sílaba de cada una de ellas sea también la inicial o primera sílaba de los ítems que vamos a memorizar.
Por ejemplo, para recordar los colores del espectro, los alumnos ingleses usan el siguiente acróstico:
ROYGBIV (Red, Orange, Yellow, Green, Blue, Indigo Violet)
Cuándo se utilizan los acrósticos
Si bien su uso se puede extender a todos los aspectos de nuestros estudios, se obtendrán mejores resultados si se aplican a la memorización de:

  • Números
  • Fechas
  • Listas de elementos
  • Nombres propios
Ejercicios
De las siguientes listas (países de la Unión Europea, planetas del sistema solar, animales en peligro de extinción, ríos de España) elabora acrósticos o frases que te faciliten su memorización.

  • Bélgica, Dinamarca, España, Grecia, Holanda, Francia, Austria, Finlandia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Inglaterra, Alemania, Portugal, Suecia.
  • Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno, Plutón.
  • Ballena, lince, rinoceronte, tigre, tortuga, águila, urogallo, elefante, pantera, oso.
  • Turia, Júcar, Segura, Ter, Llobregat, Nervión, Bidasoa, Miño, Tambre, Duero, Guadalquivir, Manzanares.
Organizar la información
Ya hemos visto que uno de los principios de la memoria comprensiva es establecer asociaciones entre la información nueva que deseamos aprender y los conocimientos de esa materia con los que ya contábamos.

Bajo esta premisa se desarrolla otra de las reglas mnemotécnicas más utilizadas: la de la asociación de elementos comunes. Ésta consiste en:

  • Repetir grupos de palabras a través de su procedencia.
  • Ordenar los nombres por familias o afinidades.
  • Dividir la materia en pequeñas unidades a fin de que su estudio resulte menos denso.

Por ejemplo. Si debemos recordar esta lista de elementos para realizar la compra:

pera, apio, lechuga, manzana, calamares, pollo, patatas, fresón, acelga, merluza.

Podríamos inventar un acróstico (PALMA CAPO PAFRESAME), aunque parece un poco largo. Tal vez convenga clasificar previamente la información:

Frutas (pera, manzana, fresón).
Verduras (apio, lechuga, acelga, patatas).
Carnes (calamares, pollo, merluza).

Ventajas
  • Cuanto mejor estructurada esté la información, más fácil será memorizarla.
  • Las asociaciones que vamos a establecer permiten esquemas mentales más complejos. Se multiplicará, por tanto, nuestra capacidad de aprendizaje.
  • La organización de la información en grupos y apartados nos servirá para poner en práctica otras técnicas de estudio (esquemas, diagramas, mapas conceptuales, etc.)
Ejercicios
  • Organiza los distintos tipos de roca por su lugar de formación (superficie y profundidad).
    Detríticas, químicas, metamórficas, plutónicas, organógenas, volcánicas.
  • Antes nos referíamos a los países que forman la Unión Europea. Clasifícalos según su idioma oficial.
  • ¿Qué criterio utilizarías para recordar a estos autores de la generación del 27:Pedro Salinas, Jorge Guillén, Gerardo Diego, Vicente Aleixandre, Federico García Lorca, Dámaso Alonso, Rafael Alberti y Luis Cernuda?
Consejos
  • La organización de la información te permite combinar varias reglas mnemotécnicas, como la memoria asociativa, la imaginativa y los acrósticos.
  • Una manera amena y divertida de adiestrar la memoria asociativa la encontramos en todos aquellos juegos que utilizan la memoria: cartas, juegos de construcción de palabras o frases con fichas, Trivial, etc.
Memoria asociativa
La memoria asociativa o unión lógica es otro de los pilares de las reglas mnemotécnicas.

Se basa en relacionar una serie de parejas de palabras que posteriormente nos ayude a recordar una lista entera.

También se la conoce por técnica de la cadena y se encuentra muy relacionada con la memoria imaginativa (ver 3.6).

Un ejemplo:

¿Qué asociación lógica podemos encontrar entre un árbol y un coche?
árbol savia gasolina coche

En este caso hemos utilizado dos palabras de enlace. Pero puede ocurrir que necesitemos más, como para llegar de un bolígrafo a un avión:
bolígrafo tinta surco vuelo alas avión

Ejercicios
Haz una cadena
Relaciona de forma lógica los elementos de las siguientes listas, de modo que puedas recordarlos con facilidad. Te proponemos que en el ejercicio 1 utilices sólo una palabra de enlace, mientras que en el 2 sean más de una.

1

rueda gafas
espejo vecina
corbata reja
enciclopedia chaparrón
globo ordenador

2

nacimiento bombilla
mapa suceso
obispo piano
regla piscina
estirpe furia

Claves:

  • Para convertir la memoria a corto plazo en memoria a largo plazo utilizaremos nuestros sentidos táctil, visual, auditivo, olfativo y gustativo.
  • Piensa en clave de cine: da movimientos a tus imágenes.
  • Concentración, orden y lógica: tres de los elementos fundamentales de la memorización entran en juego con la memoria asociativa.
Repasar
No se trata de una técnica concreta. Pero el repaso es, simplemente, un paso imprescindible para retener lo aprendido. Un repaso efectuado a tiempo puede garantizar que nuestro esfuerzo llegue a buen puerto. O, por el contrario, echar por la borda horas y horas de estudio.

Si bien cada uno de vosotros es quien tiene que decidir la periodicidad de los repasos, podemos clasificarlos de la siguiente manera:

  • Repaso inicial: el más importante. No dejéis pasar más de un día desde la memorización. Y si se hace momentos antes de irse a dormir, tanto mejor. Eso sí, procurando dejar unos minutos de descanso entre el repaso y el sueño.
  • Repasos intermedios: variados (cuantos más mejor) y dependiendo de la proximidad del examen. No obstante, los momentos ideales son:

    – A los tres días del repaso inicial,
    – una semana después de éste,
    – semanalmente,
    – mensualmente, una vez sabido.

El sprint final

El repaso a última hora ha sido y es objeto de un acalorado debate, entre quienes lo consideran un “atracón final” completamente desaconsejable, y aquellos que optan por recomendarlo, a fin de aprovechar el tiempo hasta el final.

Lo que parece claro, según lo hemos visto durante todo el apartado dememorización, es que el aprendizaje efectivo es un proceso de largo recorrido. Desconfiemos pues de nuestras posibilidades cuando creamos que en una noche podremos estudiar el equivalente a un mes.

Algunos consejos:
  • Como su nombre lo indica, el repaso consiste en rever lo aprendido. No se puede repasar lo que no hayamos estudiado.
  • Repasar es recordar, que a la vez es relacionar. Así, el aprendizaje será permanente.
  • Repasa los libros, sí. Pero también notas, subrayados, esquemas y todo lo que creas que pueda serte de utilidad.
  • No dejes el primer repaso para el último día.
  • Confía en tus posibilidades.
Imaginar para recordar
Una de las técnicas más utilizadas (¡y divertidas!) para potenciar nuestro caudal memorístico consiste en elaborar cuentos breves con cada uno de los elementos de una lista.

Pero con una condición: cuanto más absurdo sea el resultado obtenido, mejor. La razón radica en que una historia “sin pies ni cabeza” no interferirá en nuestro principal objetivo, recordar listas y conjuntos de ideas.

Por ejemplo, esta serie de elementos:

espada
águila
música
tren
dedo
vitamina

puede convertirse en una pequeña historia:

la espada cruzó el aire como un águila pero la música del tren obligó a su dedo a tomar vitaminas.

¿Absurdo, verdad? Pues de eso se trata. Ya que una de las claves de utilizar la imaginación para las tareas de aprendizaje es que un elemento te lleve a otro.

Claves

  • Introducir tu propio criterio disminuye la posibilidad de olvido.
  • Relaciona la materia de aprendizaje con tus recuerdos personales.
  • Utiliza rimas e inflexiones para facilitar la memoria.
  • La memorización será crítica y reflexiva. Es decir, comprensiva.
Ejercicio
Monta tu propio recuerdo

  • Inventa una historia respetando el orden en que están escritos los términos:
    1. Vaca 10. Bilbao
    2. muro 11. cabeza
    3. barco 12. actores
    4. cenicero 13. amigo
    5. dinero 14. vela
    6. Javier 15. colilla
    7. cena 16. festival
    8. película 17. redes
    9. naufragio 18. leche
  • Léela e imagínatela “en movimiento”.
  • Recuerda las palabras sugeridas y escríbelas en el mismo orden.
  • Si tienes menos de la mitad de aciertos, te aconsejamos que repitas el ejercicio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s