OTRA REFORMA EDUCATIVA… PARA AJUSTARNOS A LAS DIRECTRICES DEL MERCADO

Reflexiones incompletas en torno a la Reforma Educativa. Se trata de incorporar un punto de vista que no suelo ver incorporado en los análisis críticos de esta reforma educativa. Por que no me cabe duda que la defensa de una educación pública implica la transformación radical de todo el sistema educativo.

¿OTRA REFORMA?

Llevamos 7 reformas educativas en “democracia” (casi una por legislatura). La LOMCE (Ley Orgánica de la Mejora de la Calidad Educativa) sería la octava. Comprobamos como la “letra” va cambiando pero la “música” sigue siendo la misma. La partitura siempre procede de las necesidades del imperialismo económico, en este caso,  el marco es la UE.  Cada cierto tiempo cambian los “directores” de la orquesta que interpreta esta partitura: los gobiernos.

Si el “director” es neoliberal, la varita mágica se llama CALIDAD. Lo “público” se convierte en PRIVADO y privativo del Mercado, la mano “invisible” que es capaz de regularlo todo…al servicio, ¿casualidad?, de las directrices de las grandes empresas transnacionales y sus “lobbies”. Si el “director” es después (o antes), socialdemócrata, la varita mágica se llama EQUIDAD. Lo “público” es sinónimo de ESTATAL y exclusivista.  Como si el Estado hubiera defendido, en la experiencia de estos 35 años de “democracia formal”, más lo público (fortaleza de la sociedad) que lo privado. Nadie serio puede pensar en serio que el individualismo y el corporativismo que campa por doquier es casualidad o sólo el fruto de los “malos” (que siempre son los otros).

En ambos casos, el motivo para reformar es el mismo. Un motivo incontestable a la luz de cualquier diagnóstico (OCDE-PISA, PIRLS, TIMSS, del propio Estado,…): el sistema educativo es un fracaso que deja tirados a cerca de un 30% de los alumnos que acuden obligatoriamente a él. Eso sin contar el otro 15% que pulula en él con suspensos, repeticiones y absentismo. Está claro que la interpretación de lo que eso implica se hace desde  modelos distintos. Pero ningún gobierno de los habidos ha cuestionado a fondo la partitura. El mercado “manda”. Sólo se ajusta la enseñanza cuando él lo demanda. Sin descartar que “la educación” ha sido desde hace siglos el escenario más claro de confrontaciones ideológicas que tienen mucho que ver con quién controla uno de los pilares del “aparato ideológico”. 

¿Y las familias? Las familias en cualquiera de las reformas diseñadas son mera comparsa. Comparsas de unos y de otros. No son las protagonistas principales, sino los actores secundarios.  Y sin embargo todos los informes apuntan a que sin ella “los males no tienen remedio”. La correlación entre éxito escolar e implicación de la familia es también de esas certezas que casi nadie se atreve a cuestionar.

¿DE QUÉ “NOVEDADES” NOS HABLAN EN LA LOMCE?

Las principales novedades que introduce este anteproyecto  no hace falta que las desarrollemos aquí, están al alcance de la lectura de quien quiera hacerlo (también en este blog) y son, en resumen, las siguientes:


  1. Financiación. Fondos europeos para la reforma

Podría ser cofinanciada por el Fondo Social Europeo. En total, Educación calcula que, el primer año, el coste directo será de 38 millones de euros; de 190 millones el segundo y de 340 millones el tercero. No obstante, si se descuenta lo que se prevé ahorrar con la reforma del Bachillerato, –tendrá menos opciones y se espera menos afluencia por el refuerzo de la FP–, las cantidades se rebajan a 23 millones para el primer año, 130 para el segundo y 255 en el tercero. Los costes indirectos los asumen las comunidades autónomas y dependen del «éxito» que tengan en la implantación de la reforma.

  1. Distribución de las asignaturas.

El proyecto de la Ley Orgánica para la Mejora en la Calidad Educativa diseña una nueva «arquitectura» del sistema educativo, que se sustenta en la división de las asignaturas de Primaria, Secundaria y Bachillerato en tres tipos: troncales, específicas y de libre configuración autonómica.

En las troncales, entre ellas lengua castellana, matemáticas, ciencias e idioma extranjero, es el Estado el que fijará en su totalidad los contenidos. Para las específicas, el Estado establece los estándares evaluables, pero serán las comunidades las que establezcan sus contenidos. Finalmente, las de libre configuración autonómica serán, como su nombre indica, completamente responsabilidad de las comunidades.

Las lenguas cooficiales tendrán un tratamiento especial. No pueden ser troncales por su propia especificidad autonómica, pero su evaluación contará para la evaluación final de ESO y Bachillerato.

  1. La elección entre FP y Bachillerato

Para lograr este objetivo, se desarrollarán programas de mejora del aprendizaje y el rendimiento en el segundo y el tercer curso de Secundaria y se anticiparán los itinerarios hacia Bachillerato y Formación Profesional al tercer curso de la ESO.

Además, se transformará el actual cuarto curso de Secundaria con dos trayectorias que estarán bien diferenciadas: opción de enseñanzas académicas para la iniciación del Bachillerato o de enseñanzas académicas para la iniciación a la Formación Profesional.

  1. Más autonomía de los centros

La reforma educativa contribuirá también a reforzar la capacidad de gestión de la dirección de cada uno de los centros. Los directores serán los verdaderos responsables del proyecto educativo de sus colegios e institutos. En sus manos recaerá la gestión y el liderazgo pedagógico.

Se resta poder de decisión a los Consejos Escolares que pasan, en la práctica, a ser órganos consultivos.

  1. Se pasará de curso con dos suspensos

Sólo se podrá pasar de curso con dos suspensos, no con más. Sólo hay una excepción: si esas dos asignaturas suspensas son algunas de estas dos: matemáticas, lengua o lengua cooficial.

  1. Educación Diferenciada

Los centros que eduquen por sexos separados deberán justificar que no discriminan en calidad educativa si quieren optar a tener una subvención pública como centro concertado, tal y como recomendó el Consejo de Estado tras estudiar elanteproyecto de la Lomce.

  1. Reválidas y fin a la selectividad

En Primaria habrá dos pruebas, una en 3º y otra al final del ciclo, en 6º curso. El diseño de este examen será competencia de las comunidades autónomas y medirán la capacidad en lengua, escritura y cálculo, con el objeto de detectar problemas a tiempo.

Asimismo, habrá evaluaciones externas al término de la ESO y del Bachillerato, de las que se encargará el Ministerio, ya que servirán para la obtención del título, algo que entra en su competencia. En este caso, se evaluará de conocimientos, pero también de competencias como la comprensión, el razonamiento crítico o la capacidad de poner en relación distintas materias, al estilo de PISA.

Asimismo, la futura ley acabará con las actuales pruebas de acceso a la universidad, la célebre selectividad. Cada universidad podrá fijar sus propias pruebas.

  1. Eliminación de Educación para la Ciudadanía

En su dictamen, el Consejo de Estado pedía al Ministerio que no desapareciese de la Lomce la asignatura de Educación para la Ciudadanía, tal y como prevía el texto del anteproyecto.

La preocupación del Consejo de Estado era que los valores éticos -incluidos en Educación par la Ciudadanía- no llegaran a todos los alumnos, por ejemplo a los que exijan la asignatura de Religión. Educación garantiza que los alumnos que opten por cursar Religión tendrán también la oportunidad de cursar la asignatura de «Valores Culturales y Sociales» en Primaria y la de «Valores Éticos» en Secundaria. Este es uno de los retoques que el Ministerio ha introducido a última hora.

  1. Nueva Formación Profesional Básica

La futura norma crea un nuevo título de Formación Profesional Básica, con ciclos de carácter obligatorio y gratuito destinados a alumnos de Educación Secundaria Obligatoria que no están en condiciones de alcanzar las competencias propias de esta etapa, que sustituirán a los programas de cualificación profesional inicial existentes actualmente.

Asimismo, se flexibilizarán las vías de acceso desde la Formación Profesional Básica hacia la de Grado Medio y desde ésta hacia la de Grado Superior.

Los títulos de técnico y técnico superior permitirán el acceso directo, en el primer caso, a todas las modalidades de Bachillerato, y, en el segundo, a los estudios universitarios de Grado.

  1. Castellano en Cataluña

El Gobierno pagará un colegio privado cuando la comunidad autónoma no la oferte como vehicular, pero será de forma “transitoria” hasta que el Ejecutivo autonómico solucione la cuestión y, en todo caso, recuperará el dinero -calculado en 5 millones de euros para cada mil alumnos- detrayéndolo de la partida que le corresponda en el marco de la financiación autonómica.

  1. La clase de Religión contará para pedir una beca

La LOMCE establece que, tanto la asignatura de Religión como su alternativa -Valores Culturales y Sociales en Primaria y Valores Éticos en Secundaria-, serán evaluables y la nota contará para la media del curso “a todos los efectos”, ya sea para optar a una beca o para calcular el resultado de las pruebas externas de evaluación, “como el resto de las asignaturas”.

Ambas materias, que tienen un régimen especial porque es obligado ofertarlas en línea con los acuerdos con la Santa Sede -no se consideran troncales-, se podrán cursar como optativas desde la Primaria.

PERO…¿QUÉ “CALIDAD EDUCATIVA” SE PRETENDE?

Muchas, y no sin razón, han sido las críticas vertidas sobre esta nueva propuesta. Un parte importantísima de la comunidad educativa se ha movilizado contra ella. No es verdad que LA TOTALIDAD, no seamos tan poco serios.  Todos hemos tomado nota de las críticas. No comparto todas porque hay mucho slogan bastante interesado y corporativo: ¡A ver si va a resultar que todo lo que lleva la etiqueta de “público” debe respetarse por la marca! Me formé como educador en un momento en dónde Público y Estatal no eran sinónimos. Y esto dentro de los incipientes “movimientos de renovación pedagógica”.

Tomando en cuenta la filosofía que anima esta propuesta, si me atrevo a pronunciar unas cuantas afirmaciones:

  1. Se intenta legitimar una realidad (no conozco estudios que desmientan este sesgo del sistema escolar) de  ESCUELA CLASISTA y SEGREGADORA de los más desfavorecidos. Habrá escuelas de primera, de segunda y de tercera categoría. Se vuelve a activar el “recurso” de la “repetición”. Los “itinerarios” darán “certificados de fracaso” oficiales a los que “no valen para estudiar porque no tienen cualidades”. Así se podrá sostener la “competividad”  (es decir, la precariedad y el empleo basura) con una “reserva” de “mano de obra semicualificada barata”. A la élite irán los poderosos o los “mejor dotados”.
  2. El sistema EDUCATIVO cada vez se parecerá cada día más a UN MERCADO EDUCATIVO:
    1. Los Centros Educativos son tratados como “empresas educativas”
    2. Éstas tienen que estar “bien gestionadas” (Dirección tecnócrata), y bien estimuladas para competir por la excelencia.
    3. Los alumnos, casi “mercancías”. Son “objetos” de “controles de calidad” con criterios- competencias bien definidas y evaluadas a cada paso tanto interna como externamente.  El perfil de sus competencias cambia: bilingüe, trilingüe, alfabetización tecnológica, adaptativo, emprendedor,… El “curriculum” es un “crédito”. Las personas somos “capital humano” o “capital social”.
    4. Los profesores idem de idem.
  3. En el papel  “las familias son las primeras responsables de la educación…y bla,bla,bla”. Pero en la práctica no pasan de ser “la demanda social” o “los clientes”.  Si realmente las familias fueran protagonistas,  toda política educativa debería promover, aunque caiga fuera del  “ministerio de educación”, unas condiciones mínimas de dignidad a éstas que las permitieran ejercer su responsabilidad educativa: trabajo y salario digno, vivienda, cultura,… sin las cuales cualquier llamamiento a una mayor implicación en la escuela es puro adorno. Que alguien me cuente en qué colabora el paro estructural, el deshaucio y la “reforma laboral” a la posibilidad de que una familia pueda implicarse en la educación y en el centro educativo al que lleva a sus hijos.

SEGUIREMOS APOSTANDO POR UNA ESCUELA AUTOGESTIONARIA Y SOLIDARIA

  • La acción educativa debe ser obra de las familias libremente asociadas, de un tejido asociativo vigoroso, independiente, de una Sociedad fuerte, de una auténtica “comunidad educativa”. ¿O es el Estado, con el gobierno de turno, el que tiene la potestad de decidir cuándo, qué, cómo, para qué …deben estudiar nuestros hijos? Los cambios educativos deben producirse simultáneamente en el ámbito de LA ACCIÓN POLÍTICA. Y de una política en dónde el Trabajo esté por encima del Capital. Sin trabajo, sin casa, sin una cultura de la solidaridad…la familia no puede ser fuerte, ni la sociedad tampoco. Y ninguna reforma educativa podrá ser efectiva si no hay una voluntad política expresa de fortalecer el tejido social. El Estado debe ser coodinador y subsidiario, es decir, al servicio de una sociedad consciente y organizada en cuyo pilar se encuentra la familia (que como decía el “sabio” movimiento obrero, es “la piedra angular de todo el edificio social”).

 

  • APOSTAMOS POR UNA AUTÉNTICA EDUCACIÓN PÚBLICA Y DEMOCRÁTICA (Autogestionaria). Esto quiere decir, colaborar en un proceso en el que la educación sea…
    1. Del Pueblo. Las familias, libremente asociadas y organizadas, serían los principales titulares de los Centros Públicos, y no el Estado ni el Mercado.
    2. Para el Pueblo. El objetivo de la Educación es la promoción integral y colectiva de todas y cada una de las personas. En este sentido, la educación tendrá un claro componente inclusivo, compensatorio y solidario con los más desfavorecidos sobre todo en la etapa obligatoria.
    3. Con el Pueblo. Todo centro educativo deberá realizar el proceso necesario para convertirse en Comunidad  educativa y cultural, de enseñanza y aprendizaje inicial y permanente. Un centro educativo debe estar inserto en la red de instituciones que colaboran en conjunto a elevar el nivel cultural, moral y político del pueblo. Esto significa que cada una de las personas que puedan llegar a asumir sus deberes y responsabilidades, al servicio de los cuales están sus derechos.

 

  • APOSTAMOS POR UNA EDUCACIÓN QUE COLABORE A que NINGÚN NIÑO sea explotado y esclavizado. El sistema educativo se compromete a ofrecer los cauces de colaboración internacional necesarios para que haya maestros y escuelas allá dónde se necesiten y para que las leyes que salgan de esta cultura fomentada en las escuelas realmente protejan al débil en todas las latitudes.

    Manuel Araus. Educador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s