Memoria y aprendizaje

La memoria es el proceso cognitivo superior (lógico o intelectual) que define la dimensión temporal de nuestra organización mental. Es nuestra capacidad de codificar, almacenar, retener y luego recordar información y experiencias pasadas. 

memoria

¿Cuál es rol actual de la memoria en el aprendizaje?

El cerebro humano me ha fascinado desde que era un niño. Comprender cómo uno piensa, recuerda y actúa es extremadamente complejo. Como profesional de capacitación y desarrollo, confío en la ciencia del cerebro para garantizar la eficiencia de los programas que diseñamos. Esta serie de artículos aborda algunos de los conceptos más básicos de la memoria y el aprendizaje y su aplicación en el diseño de capacitaciones en la vida real.

La memoria tiene un papel fundamental en la vida, ya que refleja el pasado como pasado y ofrece la posibilidad de reutilizar todas las experiencias pasadas y presentes, además de ayudar a garantizar la continuidad entre lo que fue y lo que iba a ser. Es un proceso de reflexión activo, subjetivo e inteligente de nuestras experiencias previas. Está relacionada con el aprendizaje, pero no debe confundirse con este.

Hay 3 procesos principales involucrados en la memoria humana:

1) Codificación

Transformar información en un formulario que se puede almacenar en la memoria. La codificación es el primer proceso que la memoria humana pone en funcionamiento. La eficiencia del aprendizaje, en general, depende de la eficiencia del proceso de codificación. Es un proceso activo y selectivo que depende de una serie de factores. Hay 3 tipos de factores que pueden influir en la eficacia de la codificación:

Factores de contenido 

Relacionado con el tipo de material a codificar. Los factores de contenido son:

  • El volumen del material (cuanto mayor es el volumen, más difícil es la codificación por eso hoy muchas empresas utilizan microlearning para ofrecer ráfagas cortas de contenido).
  • El grado de organización del material (cuanto mejor organizado, más fácil es la codificación).
  • El grado de familiaridad
  • El lugar ocupado por la información en la estructura del contenido; es decir, al principio, en el medio o al final del material (la información colocada al principio y al final tiende a almacenarse más fácilmente que la colocada en el medio, chequea estos consejos sobre diseñar una buena experiencia de usuario o UX).
  • La naturaleza del material.

Factores ambientales 

Relacionado con las condiciones bajo las cuales se realiza la codificación. Los factores ambientales, aunque no siempre se consideran importantes, son determinantes para el proceso de memorización. La temperatura, la humedad, el ruido, el afecto, el clima socioemocional, etc., son solo algunos de los factores ambientales. Dependiendo de estas particularidades, el proceso de codificación puede ser estimulado o inhibido.

Factores subjetivos 

Relacionado con las variables en efecto cuando tiene lugar la codificación. Los factores subjetivos pueden incluir elementos tales como el estado de reposo o fatiga, la salud o la enfermedad de la persona. La motivación, los intereses y la disposición son fundamentales para el proceso de codificación, y es por eso que, como diseñadores instruccionales, pasamos mucho tiempo definiendo “¿Qué hay en esto para mí?” para todos los programas de capacitación.

2) Almacenamiento

Mantener la información codificada en la memoria. El almacenamiento es el segundo proceso que permite conservar la información codificada. Al igual que con la codificación, el almacenamiento es un proceso activo y selectivo. Siempre que la información se almacene, se transformará, reorganizará e incluirá permanentemente en nuevos enlaces, incluso si el sujeto no está completamente al tanto del proceso. Almacenar la información involucra aspectos tanto cuantitativos (la duración de la retención) como cualitativos (la fidelidad de la retención)

Dependiendo de la duración de la retención, hay 2 niveles de memoria:

  • Memoria a corto plazo (MCP)
  • Memoria a largo plazo (MLP)

Ambos actúan como filtros que protegen a nuestro cerebro de la increíble cantidad de información que encontramos a diario. Mientras más se repita o use la información, es más probable que se conserve en la memoria a largo plazo (por lo que, por ejemplo, es importante reforzar los conceptos aprendidos al diseñar un programa de capacitación). Este es el proceso de consolidación, la estabilización de un rastro de memoria después de su adquisición inicial.

3) Recuperación

Reubicar información del pasado que ha sido codificada y almacenada. La recuperación es el proceso de acceder a la información almacenada. Esto ocurre a través del reconocimiento o recuerdo. El reconocimiento es la asociación de un evento u objeto que previamente se experimentó o se encontró e implica un proceso de comparación de la información con la memoria, por ejemplo, el reconocimiento de una cara conocida, verdadero / falso o multiple choices. Llamar a la memoria implica recordar un hecho, evento u objeto, y requiere el descubrimiento directo de la información de la memoria, por ejemplo, recordar el nombre de una persona reconocida, completar las preguntas en blanco. El reconocimiento es más simple porque requiere solo un proceso: una decisión de familiaridad simple. La recuperación completa requiere un proceso de 2 pasos: primero, la búsqueda y recuperación de varios elementos de la memoria, y segundo, la elección de la información correcta de los múltiples elementos recuperados.

La teoría de la especificidad de codificación desarrollada por Endel Tulving agrega otro componente al proceso de recuperación. Esta teoría explica que la recuperación utiliza información tanto del seguimiento de memoria como del entorno en el que se recupera. Básicamente, la recuperación es mejor cuando los entornos de codificación y recuperación son similares.

La memoria y el olvido van de la mano. Hay bastante literatura sobre la curva de olvido, pero para simplificar aquí, es útil tener en cuenta que el olvido tiene diferentes causas y ritmos diferentes a distintas edades y que la forma más efectiva de combatir el olvido es la repetición. Para ser realmente eficiente, la repetición debe considerarse a la luz de los siguientes criterios:

  • Lograr una cantidad óptima de repeticiones. Aunque no es intuitivo, el olvido está asociado tanto con la repetición excesiva como con la deficiente.
  • Espaciar la repetición. El número y la duración de las pausas dependen del volumen y la complejidad del material.
  • Usar “fórmulas” de repetición apropiadas. La lógica es preferible a la repetición mecánica, como lo es la repetición activa en oposición a la pasiva.

La memoria es esencial para el aprendizaje, pero también depende del aprendizaje porque la información almacenada en la memoria crea la base para vincular los nuevos conocimientos por asociación. Es una relación simbiótica que continúa evolucionando a lo largo de nuestras vidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s